Shane McMahon estuvo a punto de regresar a WWE en el año 2012

Publicado el: 11/12/2016 | Autor: Mauricio Orellana


Ian Frisch ha escrito un artículo para Vice Sports en el que relata de manera detallada los entresijos del negocio que es WWE, desde qué supone trabajar para Vince McMahon y el trato que da a sus empleados hasta la reunión que en 2012 tuvieron Vince y Shane, pasando por las tensiones entre Stephanie, su marido y su hermano.
A continuación, un extracto del artículo:
El pasado mes de febrero, Shane McMahon volvía a WWE, donde trabajó como ejecutivo hasta el año 2009, cuando lo dejó por motivos que nunca fueron aclarados. Según sus propias declaraciones, Shane abandonó el negocio familiar para perseguir otras metas profesionales. Según otras fuentes, su dimisión tuvo mucho que ver con una lucha real de poder que mantiene con su padre y su hermana, sobre la cual un alto ejecutivo de la empresa ha afirmado «siempre ha habido tensión entre Shane y Stephanie
Tras la marcha de Shane, Stephanie ocupó un rol más visible en la compañía y en pocos años, pasó de ser Vicepresidenta Ejecutiva del Equipo Creativo a Jefa de Marca, lo que la convertía en el rostro de la empresa. Según declaraciones de algunos trabajadores, «a Vince le encanta tener a su hija como rostro de la empresa, que sea un ejemplo de mujer fuerte pero, a pesar de nombrarla parte del equipo creativo, nunca quiso que estuviese involucrada en el proceso de escritura de guiones o storylines
El mismo año en que fue nombrada Jefa de Marca, Stephanie celebraba su décimo aniversario de boda con Paul “Triple H” Levesque, luchador que desde 2010 ocupa el puesto de Jefe del Departamento de Talentos y que en 2012 ayudó a lanzar NXT, el territorio de desarrollo de la empresa. En él, Levesque permite a los luchadores que firman por la marca mantener sus personajes anteriores, forjados en circuitos independientes, y negociar mejores contratos, algunos de los cuales pueden alcanzar las seis cifras.
Estar al cargo de los nuevos talentos da a Levesque la oportunidad de desarrollar su visión de la empresa más allá de la sala de escritores. Según palabras de una fuente consultada, «Paul no puede controlar el producto principal como le gustaría porque Vince siempre se acaba saliendo con la suya. NXT le da la oportunidad de hacer las cosas a su manera porque Vince no puede estar en todo.»
Eso lleva a otro punto clave del funcionamiento de WWE: Vince McMahon ejerce un control absoluto sobre cada uno de los aspectos del negocio. Varias fuertes afirman que es habitual que Vince cambie de idea sobre los guiones y lasstorylines cada dos por tres, en el último momento antes de la grabación de los programas; además, dirige la compañía con una impredecible mano de hierro, utilizando el miedo y la intimidación como arma para mantener a sus ejecutivos a raya. «Se llena la boca diciendo que acepta y que busca nuevas ideas, pero la realidad es que no respeta ni valora la opinión de nadie. Las cosas se hacen a su modo o no se hacen, es su filosofía
Además, no es aconsejable enfrentarse a él en lo que a los guiones se refiere: «Puedes meterte en problemas si te enfrentas a Vince.» Afirma Brian Gewirtz, antiguo Redactor Jefe de la compañía «Debes tener mucho cuidado al expresar tus opiniones, y no dejarte llevar. Vince presiona a todo el mundo para que diga lo que piensa pero, al final, la decisión es solo suya.» Pero Paul Levesque defiende la posición de su suegro afirmando que «las storylinescambian porque el programa está vivo, pasan cosas 52 semanas al año. Los estudios de Hollywood pueden parar un rodaje si a uno de los actores les pasa algo; nosotros debemos adaptarnos a las circunstancias y seguir adelante.»
En muchos aspectos, Vince todavía gestiona su compañía como si se tratase de una promotora de wrestling regional, lo que es poco habitual para una empresa de las dimensiones de WWE. «Lo único que importa a Vince es el show de la noche… no lo que va a pasar 15 semanas más tarde, como hacen otros programas de televisión.» afirma un antiguo alto ejecutivo.
En marzo de 2012, Vince convocó una reunión sorpresa en la oficina de producción de WWE, que está separada de su sede central. En esos momentos, Triple H trabajaba a destajo para sacar adelante NXT y Vince estaba muy nervioso por las cifras, pues los índices de audiencia no dejaban de bajar. «Cuando Stephanie se enteró de que Shane iba a estar en la reunión, se quedó blanca» afirma una de las fuentes «y a Paul le entró el miedo.»
Shane asistió a la reunión con su amigo James Frey, Director Ejecutivo de Full Fathom Five, una empresa de creación de contenido. Su petición era muy sencilla: Quería estar al frente del Departamento Creativo de la empresa, incluyendo los guiones, y que Frey y su equipo le hicieran de consultores. Finalmente, Vince McMahon rechazó la propuesta de su hijo y no fue hasta cuatro años después que Shane estaría de vuelta a la empresa de su familia. A pesar de esto, cabe destacar que la reunión fue organizada por Kevin Dunn, Vicepresidente Ejecutivo de Producción y mano derecha de Vince durante casi treinta años. Dunn es el segundo empleado mejor pagado de la compañía, detrás del propio Vince, además de una persona muy cercana al hijo de McMahon. «Hay una gran tensión entre Kevin, Paul y Stephanie» afirma la fuente consultada «porque ellos creen que la compañía es suya, pero no tienen el poder necesario para controlar a Kevin.» El temor del matrimonio Levesque residía en que si Dunn conseguía que Shane volviese a la empresa en un puesto de poder, juntos podrían ejercer más influencia en Vince, sin olvidar que Shane recuperaría el control de una parte del legado familiar.
En 2012, Vince contrató a Eric Pankowski, antiguo ejecutivo de Reveille y Warner Bros para trabajar con Paul y Stephanie en el Departamento Creativo y de Desarrollo, además de a Perkins Miller, antiguo Jefe de Operaciones de Universal Sports. Al año siguiente, se unieron a la plantilla de WWE el productor televisivo Eddie Feldmann, Mathew Singerman, antiguo consultor de NFL Network, y David Kreizman, guionista de series tan conocidas como Hospital general. Ninguno de ellos duró en la compañía más de 18 meses. «Los trabajadores que no son de la familia son echados a los lobos a no ser que hagan exactamente lo que Vince quiere, lo que es imposible.» declaró un antiguo alto ejecutivo de la compañía «Vince, Paul y Stephanie siempre culpan a los demás de sus propios fallos, por eso los creativos no duran… te tratan como a una mercancía, no eres más que un contenedor de ideas al que utilizan hasta que les sirves de de chivo expiatorio por alguna metedura de pata, te despiden y ponen a otro en tu lugar. Les gusta aparentar que contratan a gente ajena al mundo del wrestling, pero al final siempre es Vince quien tiene la última palabra.»
Para muchos trabajadores, es tan simple como que éste es el estilo de liderazgo de Vince. «Al principio, eres como el Mesías y Vince te adora» declaró un antiguo ejecutivo con más de diez años de experiencia en la empresa «y después, con el tiempo, decide que eres tonto y prescindible, y que no puede esperar a librarse de ti. Es una muerte lenta y dolorosa… no sé si es tan listo que disfruta haciéndolo o si lo hace de manera inconsciente, pero el caso es que sucede muy a menudo.»
Con una personalidad tan marcada y una idea tan clara de cómo gestionar su negocio, no parece que a sus 71 años Vince McMahon se esté planteando preparar la compañía para dejarla en manos de su sucesor o sucesora: Desde su vuelta a la empresa a principios de año, Shane aparece regularmente por televisión como Comisionado de SmackDown, marca azul de la empresa que cuenta con su propio roster y equipo creativo aunque, de momento, no tiene puesto oficial en la división ejecutiva, ni forma parte de la Junta Directiva de WWE, de la que sí son miembros tanto su hermana Stephanie como su cuñado Triple H. Por estos motivos, Levesque y Stephanie aparentan tener más posibilidades de suceder a Vince… pero WWE es todavía su empresa y no parece que esto vaya a cambiar en un futuro cercano, del mismo modo que no parece que vaya a frenar sus ansias de expansión, por muy arriesgada que ésta sea.
De momento solo queda esperar y ver qué deciden que es lo mejor para el negocio.

AUTOR: MAURICIO ORELLANA

YOUTUBE

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 
Top